biblio T educa

Punto de encuentro entre Bibliotecari@s, Profesor@s, Padres y Madres fomentando la Lectura.


Deja un comentario

El CUENTACUENTOS. Para trabajar en casa y en la escuela.

Como sabeis en BiblioTeduca abogamos por el fomento de la lectura tanto en la labor que desempeña la Escuela como la de los Padres. Por eso apoyamos y aplaudimos todas las actividades que se lleven a cabo para mostrale a los niñ@s el apasionante mundo de los libros. El Cuentacuentos es una gran herramienta para ayudarnos en tal tarea de acercanos a los cuentos, fábulas, etc. Pero vamos a verlo más detalladamente:

 

PADRES

Los padres aquí tienen varios cometidos:

  • La lectura de cuentos desde su primer día le ayuda al bebé a ampliar su vocabulario, estimula su imaginación y mejora sus habilidades comunicativas. La investigación ha demostrado que la habilidad lingüística de un bebé, e incluso su inteligencia, están relacionadas con la cantidad de palabras que escucha cada día.
  • Leerles cuentos adaptados a su edad, con una temática que le ayude a desarrollar valores, habilidades sociales, comunicativas, etc.
  • Acudir a las sesiones de Cuentacuentos que se representen  en Bibliotecas, Librerías, Actos culturales, etc.
  • Animarlos a que ellos nos lean o nos cuenten un cuento.
  • Para intrepretes atrevidos, proponemos que realicen una sesión de Cuentacuentos, realizando la interpretación de un cuento para familiares y amigos.
  • En cumpleaños y fiestas infantiles realizar sesiones de Cuentacuentos. Si sois de los del punto anterior lo podeis realizar vosotros, pero sino también se puede contratar.

 

ESCUELA

Para empezar tenemos que decir que son muchas las ideas que pueden surgir a partir de esta actividad  porque implica varias artes. Esta propuesta de Cuentacuentos se lleva a cabo en las bibliotecas como actividad de animación a la lectura, pero en la Biblioteca Escolar puede usarse como canal de unión entre los alumno y la Biblioteca Escolar in situ. Esto cambia la visión de una Biblioteca estática a una Biblioteca más dinámica donde ya no sólo es el lugar que guardan los libros o se hacen las tareas. Además también apoya el trabajo coordinado entre los departamentos y la Biblioteca Escolar, cosa que es muy importante para el buen funcionamiento de esta última.

Veamos más detalladamente los distintos enfoques del Cuentacuento en la Biblioteca Escolar:

  • Por un lado la lectura como actividad de animación lectora. Tras una sesión de cuentacuentos trabajar en clase con el texto del cuento.
  • Por otro lado para fomentar la escritura creativa. Esto sería con un concurso de cuentos libre elección  o algún tema específico, el cuento ganador será interpretado en la Biblioteca Escolar o bien por él, o por los alumnos del taller teatro, o por un profesional contratado.
  • Por último como propuesta de expresión corporal y comunicación. En el taller de teatro o en clase preparar a los alumnos en las técnicas de la interpretación del cuento. La representación podría llevar a cabo o bien una mañana (el día del cuentacuentos), durante una semana una o dos horas (la semana cuentacuentos), una vez al mes (la hora cuentacuentos), etc.

Si las sesiones van a realizarse fuera del horario de clase deben publicitarse (Web, carteles, tablón de anuncios, boletines informativos, etc.) para así poder llegar al mayor publico posible (padres, profesores, etc.).

 

¿Haceis sesiones de Cuentacuentos en vuestra Biblioteca Escolar? ¿Te gusta contarle cuentos a tu hijo? ¿Te gusta hacer sesiones de Cuentacuentos para tus amigos?

Cuentanos tu experiencia

 

 

Anuncios


Deja un comentario

Drácula de Bram Stoker

Autor: Bram Stoker

Título: Drácula

Ilustración: Gary Blythe

Editorial: Edimat

Fecha de Publicación: 1817

 

Con motivo de su 165º aniversario de su nacimiento (y que nos recuerda doodle) de Bram Stoker, el autor de la escalofriante historia de Drácula. En la novela, alucinante y sobrecogedora unas veces, pausada y realista otras, se mezclan el tono grisáceo de estos últimos pasajes con las instantáneas poéticas que iluminan la narración con una extraña luz fulgurante cuando nos aproximamos a la inquietante figura de Drácula. Y es que Bram Stoker consigue hacernos creer que el único mundo real es el de los muertos y las tinieblas, como lo demuestra el hecho de que, desde la aparición de este libro, hace ya más de un siglo, la fantasmal y helada presencia del conde Drácula haya seguido despertando la imaginación de muchos de sus lectores y provocando en ellos una mezcla de terror y de interés morboso.

Este apasionante libro concreta el mito original del vampiro en el del conde Drácula, y lo hace con una fuerza poética obsesionante, que muy pocas versiones cinematográficas han logrado restituirle.A través de una serie de cartas, telegramas y diarios de los distintos personajes nos conducen por una escalofriánte aventura desde los más remotos lugares de Rumanía hasta el mismísimo Londres.

El libro se inspira en un personaje del siglo XV, el boyardo valaco Vlad Drakul, llamado Tepes (el empalador), que fue un héroe de la independencia rumana frente a los turcos, y al cual alude el conde Drácula de un modo superficial y bastante genérico durante una conversación nocturna que mantiene en su castillo con el héroe de la novela, Jonathan Harker. Pero en esta novela la apariencia física de su protagonista ya no es la de un caudillo guerrero renacentista, sino la de un aristócrata rumano, decadente y algo anticuado, aunque claramente perteneciente al siglo XIX.

Jonathan Harker, es el agente de la propiedad que visita al conde Drácula para venderle un caserón cerca de Londres y que en su décima noche en el castillo es asediado por tres mujeres, bellas y fantasmales, que comparten la mansión con Drácula. Por suerte, esta vez la intervención del conde consigue librarle de ellas. Otras dos mujeres aparecen en la novela: Wilhelmina Murray, la valerosa prometida de Jonathan Harker, y Lucy Westenra, la sensible amiga de ésta. Ambas sufren el acoso de Drácula aunque con resultados bien diferentes.

Pero el verdadero enemigo del siniestro conde es el doctor Abraham Van Helsing, un científico que ha dedicado su vida a estudiar y combatir a los vampiros, por lo que es el único que conoce el modo más eficaz de aniquilarlos. Otro personaje inquietante es el desgraciado R. M. Renfield, recluso por loco, devorador de bichos vivos y que se considera un fiel servidor del conde, pero que muere al defender a Mina, esposa ya de Harker, enfrentándose al poder de Drácula.

Dicha novela se ha convertido en el padre de los mitos de los vampiros que más tarde han ido apareciendo, y que se ha llevado al cine en varias ocasiones.